[Condiciones de uso]


Cuando hablamos de coleccionismo y valoración de cámaras  se entiende que están en buen estado  y funcionando, también hay que reseñar que hablamos de cámaras que salvo excepciones no tienen ayudas electrónicas ni siquiera batería para el fotómetro, luego todo seria mecánica pura y dura.  Y tampoco guarda una relación directa la antigüedad con el valor.
Sobre el precio que se puede pagar por las cámaras hay varias guías de precios, quizá la mas conocida sea la guía McKEOWN´S.
Con estas tablas tenemos un precio orientativo para podernos adentrar en tiendas de antigüedades, mercadillos y portales de Internet especializados en compras y pujas.
Los aspectos que mas influyen son:
Escasez.  Esta  claro, a  menos cámaras mas demanda.
Originalidad. Los diseños originales suelen tener más demanda que los más simples.
Prestaciones. Las cámaras desde que empezaron a construirse fueron añadiendo más prestaciones mecánicas y ópticas,  todas ellas incrementan su valor.

. La posibilidad de cambio de objetivos.
. Exposímetro.
. Telémetro

Un buen ejemplo son estas dos cámaras  KODAK RETINA, el modelo 1a que es un modelo simple, y el modelo IIIc, que estaba equipada a tope en su época.

Valoración de Cámaras Fotográficas Clásicas
Estas cámaras son dos KODAK RETINA, ambas de la misma década (1951- 1957); se aprecia que la IIIc tiene la parte superior más voluminosa, ello es debido a que alberga el telémetro y exposímetro, los objetivos también son diferentes, en la IIIc son intercambiables y en la 1a no.
Otra seña de identidad de la IIIc es la palanca de arrastre de la película que se encuentra en la parte inferior de la cámara, en la 1a como casi en la mayoría de cámaras se encuentra en la parte superior;  en la práctica, que esté la palanca arriba o abajo carece de importancia  a efectos de comodidad.
Aquí se observa que los dos objetivos son retractiles, el objetivo de la IIIc es metálico y el de la 1a es de fuelle, el resto de las funciones apertura de la tapa de la película, zapata del flash, contador de exposiciones, etc. son iguales en las dos cámaras, aunque vayan colocadas en diferente sitio por culpa del diseño.
El precio que se suele pagar por estas cámaras en Internet es de 40 a 50 €, para la 1a, y de 80 a100 € para la IIIc, en tiendas físicas se puede incrementar de un 25 a 35%.